¿Cómo mejorar el ambiente laboral si somos diseñadores, creativos o artistas? A veces, ocurren problemas que parecieran tener difícil solución, pero en realidad la clave se halla en la asertividad.
Fotografías © Nicki Panou. Serie: We are the dead. (Nosotros somos los muertos).
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Para nadie es un secreto que, a veces, trabajar con clientes puede volverse turbio y complicado, por lo que es preciso preguntarnos cómo mejorar el ambiente laboral. De la misma forma, si trabajamos con un equipo de creativos o uno interdisciplinario, pueden surgir divergencias en nuestros modos de abordar el proyecto.

De no saber gestionar las diferencias con el cliente y con el equipo, estarás condenado a sufrir mucho. Por ello, aprender a ser asertivo se hace una necesidad.

Los directores de arte y directores creativos (que son también los mejores pagados en la industria creativa) precisamente son tales por su capacidad de gestión, que no es otra cosa que organización sumada a asertividad y comprensión de su equipo de trabajo y clientes: tienen dominado cómo mejorar el ambiente laboral. Así, quien dirige se convierte en el puente entre el cliente y el equipo de trabajo, y eso lo consigue siendo asertivo y buen gestor, con lo que las habilidades de oratoria y gestión emocional se vuelven necesarias.

Para la construcción de este artículo te doy las técnicas que he aprendido desde mi experiencia personal, pasando de ser una persona pasivo-agresiva a una que tuvo que aprender a comunicarse. Este artículo es el resultado de mis reflexiones respecto a la asertividad, sumado a técnicas que adquirí en diversas lecturas y consultas al psicólogo. Por lo tanto, te hablo desde la reflexión y el aprendizaje de la experiencia.

nicki panou cómo mejorar el ambiente laboral

¿Nos sentimos desconectados del resto de nuestros compañeros de trabajo?

Fotografía © Nicki Panou. «Double think» (Piénsalo dos veces).

Asertividad: La clave para saber cómo mejorar el ambiente laboral

La asertividad es el arte de la sinceridad con cordialidad, comunicarse de forma efectiva, con empatía y respeto hacia los demás y hacia nosotros mismos. Es una de las habilidades que más nos habla de una buena autoestima.

Si te atreves a salir de tu zona de confort, puedes lograrlo. La asertividad es una habilidad que conlleva la adquisición de tácticas nuevas de conversación, y la resolución mental para hacer el cambio.

Existen otros dos tipos de comunicación que no se consideran asertivos. Uno es el pasivo, y otro es el agresivo. A menudo se combinan ambos en una misma persona. Ninguno de los dos conlleva a una comunicación efectiva.

¿Quieres sufrir menos y llevar relaciones más auténticas sin que traspasen tus límites? Entonces aprender de asertividad te interesa.

Ser asertivo es entender las reglas de tu mundo personal y no permitir que las traspasen. Saber decir que no, y ser sincero contigo mismo cuando algo te está molestando. Luego, comunicar esta incomodidad sabiamente (sin explosiones de ira o muestras de irrespeto).

nicki panou cómo mejorar el ambiente laboral 3
Ser asertivo puede parecerse a abrir los ojos, liberarnos de aquellas ataduras que nos ciegan, que nos impiden acercarnos a los demás genuinamente.
Fotografía © Nicki Panou «blackwhite».

¿Una persona asertiva realmente sabe cómo mejorar el ambiente laboral?

Sí, por sus comportamientos: Una persona asertiva aborda el problema desde la necesidad de un cambio en una conducta dada y desde su sentimiento personal, no desde la culpa hacia el otro.

Si una persona asertiva siente que va a entrar en ira, o ve que su interlocutor está en ese estado, pedirá un tiempo respetuoso (una hora aproximadamente) para calmar las aguas y abordar el tema después de que la emoción fuerte haya pasado. Este tiempo de descanso, como máximo, debería ser hasta el día siguiente.

Una persona asertiva no posterga más de lo necesario el conflicto, pero tampoco se apresura a resolverlo en el momento si sus emociones están «a flor de piel». Esto es crucial para aprender cómo mejorar el ambiente laboral.

nicki panou cómo mejorar el ambiente laboral

Hombre o mujer, ello no tiene relevancia: la desconexión que sentimos es real. Como uniformados, nos sentimos aislados… tanto jefes de equipo, como empleados de una empresa.

Fotografía © Nicki Panou. «ownlife». 

Por ejemplo, una diseñadora asertiva diría a su compañera:

Laura: ¡Hola Carolina!, ¡Me gustó tu propuesta de diseño!, las líneas quedaron muy limpias y la tipografía es adecuada. Sin embargo, siento que el amarillo está un poco saturado. ¿Crees que podrías bajarle un poco la saturación para ajustarse a la paleta que estamos trabajando Juan y yo? 

Vamos a analizar lo que hace Laura para que tú también puedas hacerlo:

  1.  Abordar lo positivo (desde la sinceridad) respecto a la propuesta de tu compañero de trabajo (o cliente), preferiblemente hacerlo mostrando emoción para demostrarle que valoras su propuesta genuinamente.

  2. Hacer la corrección (tu opinión) desde tu visión subjetiva: «Siento que el amarillo está un poco saturado» expresa una percepción propia sin culpar al otro, dejando la ventana abierta a una corrección o contestación por parte de Carolina, pero Laura está segura de hacer la observación personal bajo su percepción del asunto. Las personas asertivas hablan desde su conocimiento personal y necesidades propias, no desde el tener la verdad absoluta ni desde recalcar la culpabilidad en el otro.

  3. Hacer una petición según nuestra necesidad, preferiblemente en forma de pregunta. Cuando solicitamos una corrección preguntando, demostramos respeto hacia la opinión del otro, mientras que al mismo tiempo le comunicamos nuestro requerimiento o el del cliente y le damos espacio para la reflexión sin imposición.

De esta manera, hay un puente para la negociación y los acuerdos. Lo importante es tener clara nuestra postura aunque abordemos la negociación con cordialidad.

nicki panou cómo mejorar el ambiente laboral 4
A veces sentimos acercarnos a ratos al otro… pero, al acercarnos demasiado, podemos llegar a estallar en ira cuando algo sale mal.
Fotografía © Nicki Panou. «dobleplusungood» .

¿Qué crees que respondió Carolina?

Carolina: ¡Hola Laura! Comprendo, quise experimentar con la paleta porque pensé que saturar el amarillo lo hacía más vivaz. ¿No crees que se ve mejor así?

Laura: ¡Sí! Se ve más vivaz, sin embargo, la cliente había solicitado algo más vintage. Por eso Juan y yo decidimos trabajarlo menos saturado, ¿no te parece que se ajusta más al concepto?

Carolina: Es cierto… entiendo, debo ajustarlo, después de todo estamos trabajando con una temática vintage para el cliente. ¡Dame unos minutos y te lo envío corregido!

Laura: ¡Gracias Carolina! El resto del trabajo está excelente. ¡Continuemos trabajando!

En este caso, mostramos a Laura comprensiva bajo el segundo argumento: el de la temática vintage que se escogió con el cliente, que es quien financia el proyecto. Aquí un problema simple tuvo una sencilla solución.

nicki panou cómo mejorar el ambiente laboral
Creímos haber hallado una conexión genuina, un aliado en el trabajo… pero en realidad, estamos solos, no podemos mirarle genuinamente. Aun no hemos aprendido a ser auténticos y asertivos.
Fotografía © Nicki Panou. «thinkpol».

¿Cómo mejorar el ambiente laboral?: ¿Cuándo resolver un problema?

Los problemas deben atajarse en el momento que se suscitan, prolongar la resolución de problemas en el equipo solo los hará más complicados. Lo mejor es no dejar que los conflictos se acumulen uno tras otro.

No siempre se puede tener la calma de Laura, pues es natural que a veces ocurran sentimientos de ira. En este caso, lo mejor para saber cómo mejorar el ambiente laboral es respirar profundo, realizar una actividad corta pero tranquilizante (mindfulness o escuchar música relajante por unos minutos), antes de abordar el problema.

Finalmente, es importante notar si el otro se encuentra receptivo al momento de acotar nuestra corrección o comentario.

¿Qué hacer si nuestro compañero de trabajo responde negativamente?

Por otro lado, si Carolina hubiese respondido con una negativa, debería entonces ella hacerse responsable de su propuesta. Si se siguiese negando a escuchar las necesidades del cliente, ni las directrices de Laura, podría afrontar las consecuencias de ser despedida, lo cual debe habérselo advertido Laura previamente:

Carolina: A mí me parece que amarillo vibrante se ve mejor. No me parece tu corrección, así que no la haré. Cámbienlo ustedes.

Laura: Entiendo que te parezca mejor, sin embargo, necesitamos ceñirnos al concepto que acordamos con el cliente. Si el cambio no se realiza, creo que lo mejor es que no trabajes con nosotros a partir de ahora, pues como se indicó en el contrato, las políticas de nuestra empresa requieren ajustarse a un único concepto en las fases avanzadas del encargo.

Carolina: ¡¿Qué?! ¿Qué te pasa? ¿Por qué me tienes que amenazar con echarme?

Laura: (Respira profundo y mira a Carolina a los ojos) Si quieres, podemos esperar un poco a que bajen las emociones. Piénsalo y cuando hayas reflexionado el asunto, conversamos nuevamente, aún tienes tiempo para cambiar de opinión.

Finalmente, recuerda que nadie es perfecto. Pedir perdón cuando nos hemos equivocado, y enmendar nuestros errores con acciones que demuestren nuestro cambio y responsabilidad, forma parte de las reglas del cómo mejorar el ambiente laboral.

nicki panou cómo mejorar el ambiente laboral 7
Nos damos cuenta de que estamos atados y ciegos. Solo un cambio de actitud, saliendo de nuestra zona de confort, podrá ayudarnos.
Fotografía © Nicki Panou. «Crimethink».

¿Cómo mejorar el ambiente laboral con un cliente?

José (cliente): Hola, Laura. Necesito que el cartel tenga estos siete elementos en fotografías, la temática es sustentabilidad en tiempos de crisis, requerimos realizar una campaña para la venta del nuevo producto.

Laura (diseñadora): ¡Comprendo! El tema de la sustentabilidad es importante. Sin embargo, siete elementos para un cartel es mucho si todos están del mismo tamaño. ¿Le gustaría darle a alguno de esos elementos mayor prioridad o jerarquía?

José: ¡Sí! Necesito que estén los siete elementos, pero me importa que la fotografía donde se ve el producto sea la principal, porque es nuevo y nuestra clientela no lo conoce aún.

Laura: Bien, entonces mostraremos ese como el elemento principal, y los otros elementos quedarán más pequeños en un orden de lectura menor.

Aquí vemos a Laura negociando con el cliente para cumplir con el principio de diseño compositivo de jerarquía. Si bien ella entiende que debe incluir los siete elementos en el cartel, solicita mediante una pregunta la solución a su necesidad de diseño: saber qué elemento es prioritario.

Gran parte de cómo mejorar el ambiente laboral consiste en hacer preguntas en el momento adecuado.

Con esta información, Laura podrá incluir dentro de los objetivos del brief de diseño la necesidad de dar a conocer el nuevo producto sustentable de la empresa de José.

dos_mas_dos_es_cinco_nicki_panou
¿Cuántas veces hemos callado sabiendo que teníamos la razón? Y preferimos seguir diciendo que dos más dos es cinco… ¿Por qué no hemos comunicado nuestros límites asertivamente en el pasado?
Fotografía © Nicki Panou. «2+2=5». 

La creación del contrato para emprendedores creativos

Una buena práctica profesional que indica asertividad es la realización de un contrato. Algunos diseñadores utilizan el brief de diseño como contrato, sin entender que esto es un error: el brief de diseño es un documento interno, necesario para el equipo de creativos, extraído tanto de las investigaciones del equipo como de respuestas del cliente hacia las preguntas y objetivos del proyecto. Sin embargo, el brief no es un contrato, sino un documento de proyecto.

Cómo mejorar el ambiente laboral: De los límites a la negociación

Antes de retirarte de un sitio o despedir a alguien, recuerda que primero viene la negociación; pero parte de negociar es saber que no siempre se llega a un acuerdo viable, y a veces es mejor decir un respetuoso adiós.

Como verás, la asertividad no es otra cosa que aprender a poner límites y comunicarlos sabiamente. Esto también se traduce en reglas internas de trabajo, horarios de atención al cliente, y cuantas cláusulas necesites en tus contratos o acuerdos para sentirte lo más cómodo posible en tu espacio de trabajo, ese es uno de los secretos sobre cómo mejorar el ambiente laboral.

Recuerda que comunicar las cosas por escrito, en cuanto a reglas laborales se trata, otorga mayor formalidad y te da un registro que te permite protegerte si se suscita algún problema por incumplimiento de contrato.

La negociación

Si quieres aprender el siguiente nivel de asertividad laboral, será necesario que te formes en técnicas de negociación. Existen una serie de pasos de negociación de Harvard que son recomendables para tu trato con clientes, por lo que es un tema que no te puedes perder si quieres cobrar lo que tu trabajo merece, y además mantener tu salud mental en orden en el proceso laboral.

Conclusiones

La asertividad sirve para todo. Podría entenderse como una regla básica de vida: si tú te respetas a ti mismo y tienes claros tus límites, los demás percibirán eso y deberán ajustarse a tus necesidades y métodos para trabajar contigo. La mayor parte del proceso de asertividad consiste en saber decir que no a un proyecto, para dejar espacio suficiente para abordar los proyectos que sí valen la pena. Por ejemplo:

José: Hola, Laura. 300$ es muy caro, yo les puedo pagar 50$ por un cartelito de sustentabilidad. ¿Podría hacerse?

Este cliente, de entrada, demuestra un irrespeto hacia la empresa y sus tarifas. Una opción válida sería no contestarle, pero de hacerlo, podría usarse la «técnica del disco rayado»; con el fin de no romper puentes, pues la situación del cliente podría cambiar a futuro:

Laura: Hola José. Gracias por contactarnos. Nos gusta tu temática, pero esas son nuestras tarifas. Nuestra política requiere un 50% de pago del proyecto (150$) al inicio del trabajo para poder comenzar, y 150$ al término del cartel. Puede solicitar financiamiento para la realización del proyecto y, de obtenerlo, con gusto trabajaremos para Ud. Lamentamos no poder llegar a ningún acuerdo por los momentos. Esperamos que tenga un buen día y logre llegar a soluciones para su proyecto, aquí estaremos a la orden si decidiera que nuestro servicio es el adecuado, entendiendo que deberá suscribir nuestras tarifas de trabajo de ser así.

La respuesta de Laura resulta respetuosa, y no invasiva ni desesperada. Recuerda que la escasez de oferta es un principio básico: Al no mostrarse necesitada, Laura reafirma su postura y ratifica que su trabajo no es «cualquier trabajo», dejando la puerta abierta a clientes que sí entren dentro de su público meta y propuesta de valor.

Incluso le brinda una solución a José: si este consigue financiamiento, podrá haber un acuerdo a futuro.

unperson_nicki_panou
Comenzar a ser asertivos significa vaciarnos para reinventarnos: volver a aprender cosas que pensábamos que ya sabíamos. Solo reestructurando nuestras creencias y acciones lograremos el cambio hacia una nueva versión de nosotros mismos.
Fotografía © Nicki Panou «unperson». 

Checklist de asertividad

Como la asertividad es un tema amplio, estaremos preparando un segundo artículo de asertividad para mujeres. Por lo pronto, te dejamos esta lista para que puedas revisar si eres una persona asertiva, o si aún debes trabajar en algunas conductas:

  • Comprendes que tu opinión no tiene porqué ser la verdad absoluta, y te diriges a los demás desde el respeto. Estableces criterios comunes (ej: concepto escogido para el cliente) bajo los cuales debe trabajar el equipo. Sabes escuchar otros puntos de vista.

  • Comunicas tus límites de forma clara y respetas los límites de los demás.

  • Te consideras y actúas como una persona interdependiente, no codependiente.

  • No te haces responsable de los errores de los demás. *Si eres el jefe o la jefa de tu equipo de trabajo, das la cara por tu equipo ante el cliente, pero sabes comunicarle a tu miembro de equipo si cometió un error y pedirle que lo enmiende serenamente. Por otro lado, no hacerte responsable de los errores de los demás no significa dejar de ayudar a otros, sino hacerlo si es realmente de tu gusto y no porque sientas que su error «fue tu culpa».

  • Te haces responsable de tus errores y tomas las acciones necesarias para enmendar.

  • Comunicas los errores de tu equipo o cliente haciendo énfasis en el problema y su solución, sin canalizarlos en ira o culpabilidades.

  • Practicas la negociación.

  • Sabes decir que no cuando tus límites o necesidades no se cumplen. Por lo mismo, sabes cuándo es el momento de irte de una relación laboral que ya ha irrespetado tus barreras.

  • No te «tragas tus emociones» postergando conflictos indefinidamente, pero tampoco explotas en ira al comunicarlas: Sabes autorregularte (respiración, mindfulness, música, etc.)

Y bien ¿pondrás en la práctica estas técnicas para ser más asertivo? ¿O continuarás culpando a tu entorno por todo lo que te acontece?

¿No te parece que el vínculo con los demás parte de la conexión con nuestro mundo interior?

¿Qué te ha parecido este artículo? ¡Te leemos en los comentarios!

¿Deseas suscribirte al blog de Naufragia?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
firma blog naufragia

yuliana guédez forgiarini

Soy apasionada por conceptos universales e individuales relacionados a los seres humanos. Naufragia es mi bitácora abierta con un énfasis en la fotografía, el arte y el diseño; así como también la investigación humanista. Exploro y me sumerjo en cada proyecto hasta alcanzar su alma. Estoy abierta a comisiones y buenas conversaciones. ¿Quieres unirte a mis aventuras?

Deja un comentario

Naufragia