metáfora fotográfica
Fotografía sin título (1990-1999). Chema Madoz.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

¿De dónde nace la metáfora fotográfica? Cuando tienes una idea compleja y no sabes cómo expresarla, tienes la opción de recurrir a uno de los más útiles y fantásticos recursos: la retórica.

La retórica visual es a la imagen lo que la oratoria es al discurso hablado (de hecho, un buen orador hace uso de la retórica).

Si no conoces lo que es, puedes visitar el artículo referente a la retórica en este mismo blog; pero en caso de que ya hayas oído hablar sobre ella, entonces sabrás que una de sus figuras más usadas es la metáfora. ¿Por qué? Porque con ella tienes la opción de hacer creaciones impactantes, tal como lo hicieron Chema Madoz y Man Ray en los ejemplos de metáfora fotográfica que verás acá.

Cuando una metáfora funciona, no sólo causa la extrañeza de lo imposible, o invita a hacer proyecciones entre las categorías implicadas, sino que además proporciona una experiencia propia, una visión, una actitud afectiva, que se impone al significado literal.

Perez, F. (1998) P. 143

Si quieres saber cómo lograr algo así, el primer paso es que conozcas muy bien de qué estamos hablando cuando mencionamos el nombre «metáfora», para que aprendas a identificarlas y apropiarte de ellas en tus trabajos.

¿Qué es una Metáfora?

La metáfora es una figura retórica de sustitución, esto significa que nos sirve para reemplazar una cosa por otra. A través de ella podemos dar vida a ideas abstractas o poéticas y hacer que otras personas las asocien a lo que queremos mostrar, porque no es lo mismo decir: «sus ojos eran azules», a decir «sus ojos eran el océano más profundo».

Man Ray, por ejemplo, amaba el ajedrez porque de muchas maneras este juego representa una metáfora de la sociedad y del rol de cada persona en su contexto, al respecto él decía:

Le Roi est à moi , la Reine est la Tienne, la Tour Fait un four, le Fou est comme vous, le Cavalier déraille, le Pion fait l’espion, comme toute canaille, Fait de toutes pièces.

«El rey soy yo, la dama es suya, la torre hace un horno, el alfil es como tú, el caballo descarrila, el peón es un espía, como cualquier sinvergüenza»

 Man Ray, 1962

Como esta, existen metáforas que son muy comunes en cada cultura, como comparar la edad de una persona con las estaciones del año; o hablar de la juventud como «la flor de la vida». Es muy común encontrar metáforas en nuestra vida cotidiana.

Por otro lado, debes saber que también existen otras figuras retóricas asociadas a la metáfora, como la alegoría (varias metáforas juntas) o la metonimia (donde aquello que sustituyes, tiene una relación físicamente directa con la idea original), pero en este artículo nos centraremos solo en la primera.

Así, para comenzar a entender lo que es una metáfora debemos pensar en ella como una forma de decir las cosas indirectamente, una manera de que nuestras expresiones se vuelvan más interesantes y se codifiquen bajo un universo más profundo.

metáfora fotográfica
Piezas de Ajedrez(1942-1943). Man Ray

Poesía en imágenes: ¿Cómo hacer una metáfora visual?

Como has visto, las metáforas les otorgan a los textos una fuerza asombrosa, pero hay mucho más que podemos hacer con ellas.

Generalmente, al igual que el resto de las figuras retóricas, la metáfora es muy utilizada en la literatura y la expresión oral, llegando a servir de base en libros como La Metamorfosis, de Franz Kafka; pero también se han expandido al mundo de la imagen a través de la metáfora fotográfica, pictórica, en escultura y más; pues bien pensadas, las metáforas pueden crear ambientes y conceptos muy poderosos, que serán decodificados por quienes la vean.

La metáfora es, en esencia, un despliegue de belleza y un desafío a la inteligencia.

Alzate, A. (2006) P.67

En las figuras retóricas, lo importante es dar sentido y expresividad a aquello que queremos decir, pero que muchas veces no nos alcanza con colocarlo de manera literal. Se trata de tomar ese pensamiento que queremos plasmar como si de un texto se tratase, y «graficarlo».

¿Cómo crear una metáfora fotográfica?

En el caso específico de la fotografía, podemos valernos de la fotografía directa (sin edición), o de técnicas mixtas como el collage o la fotocomposición digital. Sea cual sea el abordaje que escojas, lo importante es hacer uso de la metáfora para comunicar un mensaje potente.

Podríamos pensar en algo como: «la chica tenía muchos pensamientos y los expresaba siempre», e intentar buscar un referente visual en el cual apoyarnos, entonces esta idea estaría presente pero no directamente visible, lo visible sería el referente que escojamos. En este sentido, para lograr una metáfora solo necesitas tener:

  • Una idea literal u objeto principal (ej: libertad de los pensamientos).

  • Una idea u objeto con la que lo reemplazarás (ej: aves).

  • Una razón por la cual esto tendría cierto sentido (ej: las aves sobrevuelan sin restricciones)

Pero, ¿es esto lo que quiso decir Chema Madoz en la siguiente fotografía? Quizá como espectador tengas una idea totalmente distinta.

metáfora fotográfica

Fotografía sin título (1980-1989). Chema Madoz.

Cultura y Realidad

¿Por qué la percepción que tienes de la imagen anterior puede ser diferente a la mía o a la de otra persona? Esto pasa porque la interpretación de la realidad depende de nuestro entorno cultural. A veces la metáfora fotográfica no funciona igual para todos, y lo que para mí puede ser un símbolo de libertad, para ti quizá representa algo distinto.

Una imagen está creada por dos niveles, el denotativo y el connotativo. Esto quiere decir que una imagen es un iceberg (si, ésta es una metáfora); tiene una representación visual que nos muestra cosas como el color, las líneas, las sombras y todo lo que podemos ver (lo denotativo); mientras que el otro lado está sumergido en la interpretación, los símbolos y todo lo que significa conceptualmente (lo connotativo). Este lado puede cambiar dependiendo del contexto y el conocimiento del espectador.

Mientras que el discurso denotativo transmite un mensaje más o menos constante, el discurso connotativo cambia según la interpretación del lenguaje visual que de él haga su observador.

Acaso. M (2008) P 43

Lo que decidas hacer depende de ti. Suele pasar que guardamos en nuestra mente metáforas que solo entendemos nosotros mismos porque dependen de nuestras vivencias, pero existen símbolos que tienen gran impacto cultural y son reconocidos por mucha gente. Si deseas que tu metáfora fotográfica se quede en la mente de los demás, necesitas:

  • Investigar un poco sobre el significado cultural de las imágenes que estás usando.

  • Preguntarte si eso que decidiste usar puede dar a entender algo distinto a lo que quieres. (Y si eso también te funciona).

¿Cómo interpretarías la imagen siguiente? Su significado dependerá en gran parte de tu contexto, pues fue realizada por Chema Madoz hace un largo tiempo, e incluso hoy se adapta a nuestra realidad.

Fotografía sin título (2006-2009). Chema Madoz.

Metáforas con objetos: Las combinaciones de Chema Madoz

Crear una buena metáfora fotográfica puede llevarte a explorar todo un mundo de representaciones posibles que puedes usar para mostrar tus ideas. Pero esto no tiene por qué ser tan complejo, y un ejemplo de ello es la metáfora fotográfica de Chema Madoz, un fotógrafo español reconocido por su muy particular trabajo especialmente durante los años 80.

Madoz nos demuestra que para crear una metáfora fotográfica puedes apoyarte en cosas simples, pues si miras a tu alrededor verás que los objetos cotidianos contienen grandes significados:

 Se muestra el objeto en una atmósfera extraña, pero a la vez familiar. Como si solamente así, sacados de su lugar natural, revelaran su esencia más profunda, ésa que habitualmente se nos oculta a simple vista.

Coll, I. (2016) P. 127

Así mismo, debido a que las interpretaciones pueden llegar a ser subjetivas, Chema Madoz no coloca título a sus obras, pues esto hace que su metáfora fotográfica sea atemporal y esté libre a los pensamientos de quien sea, por eso se enfoca en crear una metáfora fotográfica donde los protagonistas son los objetos, evitando que la atención se desvíe a otras cosas.

Para seguir su ejemplo, y una vez que tengas definidos los elementos que usarás, puedes hacer lo siguiente para inspirarte:

  • Asegurarte de que tu idea no es demasiado compleja, puedes mirar lo que te rodea y observar si tienes una manera más simple de expresarla, (recuerda que menos es más).

  • Evita elementos distractores, haz que quien vea tu obra se centre en lo importante. (Fondos neutros, con poca textura, pueden ayudar si tu objeto a fotografiar tiene mucha textura, o viceversa).

Fotografía sin título (2000-2005). Chema Madoz.

¿Puede esta metáfora fotográfica hablar sobre la libertad?

Metáforas realizadas con personas: El «violín» de Man Ray

Si quieres incluir personas dentro de tu metáfora fotográfica, recuerda que una persona por sí sola puede decir mucho en una imagen, dependiendo de su aspecto físico o incluso de si es alguien reconocido socialmente. Puedes asociar a alguien con un objeto o una idea específica y jugar con ello, como lo hizo Man Ray en «El Violín de Ingres».

Para esta imagen, Ray usó una mujer que representaba para él un sentimiento, una poesía en la que expresaba su ideal de la feminidad como la música y lo etéreo, e incluso asociaba la curvatura del cuerpo a la del violín y su anhelo por tocarla. Con ello, creó un conjunto de conceptos en una metáfora fotográfica que es todo un poema visual sobre la sensualidad, la belleza y hasta la idea del amor.

De esta manera, es bueno que pienses en los siguientes aspectos a la hora de incluir a una persona:

  • Cuestiónate: ¿Qué sensación genera en los demás esta persona?

  • Pregúntate: ¿Su aspecto contribuye a la metáfora fotográfica que quieres crear?

  • Define: ¿Cuál es el atributo específico que deseas destacar de ella o él?

Toma en cuenta que existen muchas formas de lograr que tus retratos se vean más artísticos; si quieres darle un aire como el del Violín de Ingres a esta imagen.

Finalmente, sea cual sea el elemento en el que decidas apoyarte para crear tu metáfora, intenta no forzarla, con la práctica tu retórica surgirá de forma natural y será más fácil que tanto tú como los demás la reconozcan. Crear metáforas suele ser un ejercicio interesante y divertido, sobre todo si como yo, eres fan de la literatura, así que el consejo más importante de todos es: ¡Disfruta el proceso!

Le Violon d’Ingres (1924). Man Ray

Bibliografía

Acaso, M. (2008). El Lenguaje Visual. Buenos Aires, Editorial Paidós

Alzate A. (2006). Las figuras retóricas visuales: Apuntes para explorar la metáfora visual. Habladurías, Vol 1 (4). pp 66 – 83

Coll, I. (2016). La Estética Metafórica en la Fotografía de Chema Madoz. Revista de l’Associació Catalana. Vol 1 (5). pp 125-138

Pérez, F. (1998). El Poder de las Metáforas. The Paideia Archive: Twentieth World Congress of Philosophy, Vol 1 pp 139-144.

¿Deseas suscribirte al blog de Naufragia?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

grecia celeste moreno

Soy una joven venezolana apasionada por el diseño, la imagen y la literatura como forma de expresión y comunicación, cuya carrera ha permitido generar en mí una constante búsqueda introspectiva, otorgándome la necesidad de desarrollar proyectos que generen un vínculo emocional empático e innovador a través de la constante investigación y profundo análisis filosófico y psicológico, apelando a la metáfora y la narrativa como formas de fortalecer los mensajes y crear conceptos sólidos.

1 comentario en “¿Cómo lograr la metáfora fotográfica?: Aprende de Chema Madoz y Man Ray”

Deja un comentario

Naufragia